Atienden casi 30 casos de personas intoxicadas por abuso de sustancias en octubre en Hospital General de Piedras Negras, El Siglo de Torreón

El abuso de sustancias o casos de personas que resultan intoxicadas por el consumo de estas se ha incrementado en el transcurso del presente año y durante el pasado mes de octubre se registró el mayor número de casos. Al menos en lo que se refiere a la atención en el Hospital General “Dr. Salvador Chavarría Sánchez” de Piedras Negras.

Iván Alejandro Moscoso González, jefe de la Jurisdicción Sanitaria 01 con sede en Piedras Negras, refiere que la causa de esto es multifactorial, pero considera que el tema de la pandemia de COVID-19 ha venido a recrudecer esta situación y aunque tienen registros de casos desde que inició el 2021, el pico de hospitalizaciones por esta causa se presentó en octubre.

Cabe mencionar que aún falta conocer las estadísticas correspondientes al mes de noviembre y diciembre, para considerar que octubre es el mes donde más casos se registraron.

“En el hospital, con algún abuso de sustancias, el mes pasado registramos alrededor de 26 y 27 casos. Esto, obviamente a comparación de otros meses ha ido incrementándose y esto se agudiza por muchos factores, no solamente la cuestión de la pandemia que vino a recrudecer la problemática”, dijo Moscoso González.

El funcionario estatal manifestó que esto es una problemática que ha estado ocurriendo a nivel mundial y que México no está ajeno al incremento del uso y abuso de sustancias estupefacientes.

La Secretaría de Salud del Estado de Coahuila tiene algunos apoyos como lo es la línea de la vida, así como algunos teléfonos en donde las personas o familiares que tengan un problema de abuso de sustancias o de dependencia de sustancias se pueden comunicar para recibir atención y orientación.

Otro de los servicios que cuenta la Jurisdicción Sanitaria 01 con sede en Piedras Negras, es la UNEME-CAPA, que es una unidad de salud donde se cuenta con psicólogos expertos, que ayudan y apoyan. Además de hacer reuniones con asociaciones y grupos de ayuda de la sociedad civil para brindarles esos servicios a la comunidad.

Considerando que hay personas que no aceptan que tienen problemas de adicciones,  Moscoso González señaló que el apoyo más fuerte serían los familiares y ellos tendrían que acercarse para solicitar información y apoyo para atender al paciente y brindarles la orientación necesaria.






Read original article here